Las bodegas

Para elaborar un gran vino son necesarios muchos factores. Uno de los más importantes es la bodega y las muchas partes que la integran, desde las tolvas de recepción de uva, los depósitos de fermentación, las barricas para crianza, hasta la temperatura de conservación del vino una vez elaborado, son elementos que hacen que nuestras bodegas sean fantásticas para elaborar vinos de alta calidad.

El Grupo Yllera cuenta con modernas instalaciones que le permiten tener una capacidad de elaboración en acero inoxidable con control de temperatura de casi 6 millones de litros, un parque de 5.000 barricas de roble francés y americano (más de la mitad nuevas, el resto de no más de 5 años) entre las bodegas de Rueda y Ribera del Duero.
Estas instalaciones cuentan con las más modernas tecnologías de equipos de climatización de nuestras naves y depósitos para la mejor conservación de nuestros vinos, elaborados siempre con los más actuales sistemas de producción disponibles en el mercado; laboratorio dotado con los más avanzados equipos de análisis y seguimiento que nos permiten controlar el 100% de nuestros caldos, asegurando su calidad óptima en todas las fases del proceso; modernas plantas de embotellado con los medios de control más avanzados y con capacidad de adaptarse a múltiples presentaciones y formatos, maximizando esa flexibilidad tan demandada por nuestros clientes.

Todo ello al servicio de conseguir cada día vinos de mayor calidad y seguridad alimentaria, respetando siempre el medio que nos rodea.

Bodega laberinto El hilo de Ariadna

De gran tradición vitivinícola, la Villa de Rueda (a 40 km. de Valladolid) alberga en su interior una gran cantidad de bodegas que se han ido perdiendo víctimas del abandono o del derrumbe. La familia Yllera, en nuestro afán recuperador de historia y tradición, hemos ido rescatando estas bodegas, entrelazando unas con otras y descubriendo a nuestro paso un auténtico laberinto.

Y en nuestra “Bodega Laberinto EL HILO DE ARIADNA” hemos reunido arte, cultura, historia, mitología y vino mediante una bella analogía entre el conocido mito del Minotauro y el mundo del vino, a través del intrincado laberinto de bodegas que recorre las profundidades de la Villa de Rueda. A lo largo de 10 salas, relacionamos un episodio o un personaje del mito con cada uno de nuestros vinos. Sólo hay que seguir "El Hilo de Ariadna" para descubrir nuevas e inolvidables experiencias.

En nuestro comedor mudéjar podrá disfrutar de una comida o cena "típica de bodega". Disponemos de una sala con capacidad para 50 personas y otra contigua para 20 personas.

Realizamos presentaciones, eventos, catas de vino, reuniones y comidas/cenas en la bodega laberinto "El Hilo de Ariadna", en nuestra sala de barricas. Capacidad para 300 personas.

Pídanos presupuesto sin compromiso.

Visitar El Hilo de Ariadna